jueves, marzo 02, 2006

Es preferible que se pierdan mil entradas de blog a un cuento bien escrito