jueves, julio 12, 2007

De César Silva Andrade

Poeta ecuatoriano, vivió como poeta, murió como poeta. Ofrezco este pequeño fragmento de su obra.

¡Esta es la comarca soñada por los malechores blancos!
¡Mi corazón presintió sus navíos, como cáscaras
roídas por los vagabundos del Océano!
¡Pájaros de las grandes aguas, sobre maderos perdidos,
flotando a la deriva de la sabiduría,
sobre cruces y cortezas vinieron!
¡Por el mar que se nutre de hojas transparente
y profundos pastos atados a las heces del abismo!
¡En medio del maizal, temblé al oírlos reír en la lejanía del aire!
¡venían fibrosos de sed y de lujuria!
¡Tenían dentera de hambre,
mandíbulas para las hazañas,
testiculos de machos cabríos para penetrar selvas vírgenes
y cambiar los ojos de las mujeres por gemas agonizantes!

Tomado de Catedral salvaje

3 comentarios:

Anónimo dijo...

eyy, he estado leyendo tu blog. veo que estás escribiendo una novela, asesorado por la fundación. yo ando haciendo mi intentito y me gustaría tallerear. no sé cuánto me cobres por sesión. si te interesa contacta.
saludos.
jpmatz@gmail.com

juan pablo dijo...

ups. le faltó una letra a mi correo:
jpamtz@gmail.com

I. L. dijo...

tuve la oportunidad de leer un poemario del maestro silva.
este fragmento no lo conocía, pero me ha gustado.
saludos, maese!